Congreso mundial de diálogo intercultural e interreligioso

Javier Bujan dando un discurso

El interventor del INADI, Javier Bujan, señaló que “pensar en la otredad significa respeto y diversidad. En este contexto, el diálogo es aprendizaje. Por eso es importante pensar que la familia ya no es la familia tradicional, la familia de orden patriarcal o con una concepción enteramente heterosexual. Hoy tenemos familias diversas”, al participar hoy en el Congreso Mundial de Diálogo Intercultural e Interreligioso “Una Senda Hacia la Paz”.

“Nadie nace odiando a otra persona por el color de su piel, o su origen, o su religión. La gente tiene que aprender a odiar, y si ellos pueden aprender a odiar, también se les puede enseñar a amar, el amor llega más naturalmente al corazón humano que su contrario”, sintetizó Bujan, citando la frase de Mandela.

El Congreso, que se realiza por primera vez en Argentina, invitó al interventor para exponer en la mesa temática sobre “Convivencia: Vida, familia y sociedad”, con la moderación de la psicóloga Marisa Bergman y la participación de Nancy Falcon, directora ejecutiva Centro de Diálogo Intercultural Alba, Gustavo Antico, rector de la iglesia Santa Catalina, Andrea Poretti, representante de la Comunidad de Sant’ Egidio, y Marcela Ceballos de Schpillman, especialista en entornos virtuales de aprendizaje.

Las palabras de apertura estuvieron a cargo de Pablo Avelluto, ministro de Cultura de la Nación, Santiago de Estrada, secretario de Culto, el rabino Abraham Skorka, el élder Walter González y Sumer Noufouri, presidente del Instituto Islam para la Paz. El Congreso se desarrollará hasta el miércoles en la Universidad Católica Argentina con la exposición de destacados representantes de la política, el sindicalismo, la religión y la cultura para debatir sobre fanatismo y religión, trata de personas y narcotráfico, refugiados y desplazados por cuestiones de religión, hambre y guerra, política, trabajo, educación y ecología, entre otros temas.

Como cierre del Congreso, en el Teatro Cervantes, tras la mesa sobre “Jóvenes: nuevos códigos para el diálogo”, se presentará la obra “Buscando sentido”, que ya cosechó varios reconocimientos y cuenta con el apoyo de la DAIA, la AMIA, el Museo del Holocausto, la Embajada de Alemania, el Centro de Ana Frank y el VIKTOR FRANKL INSTITUTE de Viena.