El INADI pide desnaturalizar la violencia contra las personas trans

Foto compuesta con imagenes de Lohana, Pia y DIana

El Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (INADI) expresa su repudio y preocupación por la violencia ejercida contra una persona trans en la vía pública.

Dos jóvenes filmaron con un teléfono celular mientras agredían con saña y golpeaban brutalmente a una persona trans que ejercía la prostitución. El hecho se hizo público por voluntad de los agresores, que subieron a las redes sociales el video del episodio y las imágenes fueron publicadas pocas horas después por medios de comunicación masiva.

Al tomar conocimiento de esto, el INADI informa que no se registraron denuncias hasta el momento, y quiere advertir el peligro de naturalizar, una vez más, la violencia contra las personas trans.

La violencia ejercida contra la población trans es una problemática social que se desprende de la historia de vulnerabilidades de las que ha sido, y sigue siendo protagonista.

La ley de identidad de género sancionada en nuestro país en el año 2012, ha sido un paso significativo en el reconocimiento del derecho a ser quién uno es, a tener la documentación personal adecuada a la identidad auto-percibida, a un trato digno, a llamar a cada persona por sus nombres elegidos, a tener un acceso integral a la salud.

“La norma es una ley de vanguardia. pero la distancia entre esa letra de la ley y las prácticas sociales discriminatorias sigue siendo preocupante y de urgente atención”, declaró el Director de Políticas contra la Discriminación del Instituto, Alfredo Gómez.

“Hechos como este incluyen incitación a la violencia, al odio, a la discriminación por identidad de género y son claras expresiones de odio hacia una población que lleva el récord de inequidad y de igualdad en acceso a la justicia y oportunidades”, continuó el funcionario, quien precisó que a la fecha la Coordinación de Observatorios contra la Discriminación del Instituto trabaja en la identificación de los responsables del hecho para realizar la denuncia pertinente.

Para el INADI esta noticia lleva a reflexionar sobre el enorme trabajo que queda por delante para poder disminuir el patriarcado instalado en las prácticas sociales expresado en la violencia contra las mujeres y las mujeres trans. Esa sola acción de creerse con el derecho a ejercer la violencia sobre los cuerpos es el camino que conduce a todos los crímenes de odio.

El Organismo que lleva tiempo trabajando esta problemática sigue de cerca las estadísticas y los informes de la región al respecto. Un Informe de la CIDH del año 2014 habla de los niveles de ensañamiento y crueldad contra la población trans en la región, nuestro país no escapa a esas estadísticas. Asimismo, hay una invisibilidad de la violencia cotidiana que afecta a estas personas que no se denuncia ni se reporta; este caso es solamente una punta del iceberg.