Visibilizar y erradicar la discriminación en la salud

Sala de guardia de hospital con gente esperando

El INADI expresa su satisfacción ante la Declaración conjunta de las Naciones Unidas para poner fin a la discriminación en centros de atención de la salud, que considera un avance significativo en la materia.

La discriminación en los centros de atención de la salud es reconocida por las Naciones Unidas y la Organización Mundial de la Salud (OMS) como una problemática mundial que adquiere diversas manifestaciones. La misma constituye una violación de los derechos humanos más fundamentales protegidos por los tratados internacionales y por las leyes y constituciones nacionales.

Según las investigaciones y sistematización de las denuncias recibidas en el INADI, los centros de salud, hospitales y otras instituciones públicas, de la seguridad social y privadas de salud en nuestro país son ámbitos donde se suceden prácticas discriminatorias. El Área Salud sin Discriminación del Instituto identificó una serie de situaciones de discriminación con relación al derecho a la salud, como las personas o colectivos que son discriminados en el acceso al cuidado de la salud por su pertenencia a determinados grupos y/o condición de género, edad, nacionalidad, opinión política, diversidad sexual, etnia, situación socioeconómica; también las personas o colectivos que son discriminados en distintos ámbitos por presentar un padecimiento o problema relacionado con la salud.

También se identifica a equipos e instituciones de salud que discriminan a personas o grupos a partir de procesos de estigmatización o patologización de malestares, o simplemente la diversidad en las maneras de transitar la vida y construir los lazos sociales.

En consonancia con esta Declaración de Naciones Unidas, desde el Área de salud sin Discriminación, perteneciente a la Dirección de Promoción y Desarrollo de Prácticas contra la Discriminación, el INADI reitera el compromiso de continuar trabajando en pos de la igualdad y la no discriminación en el acceso al ejercicio de derechos para todas las personas, promoviendo el diálogo entre los diversos actores involucrados.