Tucumán: El INADI sumó a su equipo a 10 personas con discapacidad

Ramiro Granado junto a los nuevos integrantes de la delegacion

La delegación del INADI Tucumán incorporó a 10 personas con discapacidad al grupo de trabajo, en el marco de un convenio con el programa “Promover Igualdad y Capacitación Laboral” del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social de la Nación, que tiene como objetivo instruir y brindar nuevas herramientas para mejorar la búsqueda y obtención de empleo.

“Desde el organismo celebramos y promovemos la implementación de programas que generen igualdad de oportunidades e inclusión. Creemos que ese es el camino hacia una sociedad más justa, plural e inclusiva”, declaró Ramiro Granado, titular del INADI en Tucumán.

En la provincia de Tucumán hay más de 48 mil personas con discapacidad, según datos de la Junta que expide los certificados y el Instituto es el primer organismo estatal en llevar adelante el programa en la provincia.

Esta iniciativa del INADI también busca incentivar a otras dependencias estatales a implementar el programa nacional “Promover Igualdad y Capacitación Laboral”, del Ministerio de Trabajo en sus espacios.

Los primeros beneficiarios, que fueron seleccionados luego de una convocatoria abierta y con el apoyo de organizaciones intermedias, cumplen una jornada paga de 4 horas, 4 días a la semana, donde reciben entrenamiento laboral y capacitaciones sobre las temáticas que atraviesan al INADI, en materia de derechos humanos y no discriminación.

“Estoy muy contento con este proyecto, muy emocionado, nuestras oportunidades son pocas, voy a aprovecharlo al máximo para aprender y mejorar en todo lo que pueda hacer”, declaró Gustavo Soria, uno de los nuevos integrante del equipo INADI, que tiene una discapacidad psicosocial.

También brindó su testimonio María José Parajón, que tiene hipoacusia bilateral: “Me gusta esta oportunidad, me permite trabajar con los chicos aprender y también ayudar a las personas con discapacidad”.

Su compañero, Eduardo Grodek, que tiene una discapacidad motriz, agregó: “Voy a poner lo mejor de mí para formarme y aprender, creo que experiencias como éstas suman al curriculum, sobre todo al curriculum de la vida, estoy muy agradecido por esta oportunidad”.

El entrenamiento laboral tiene una duración de 8 meses y se podrá renovar sólo una vez, luego, la vacante quedará disponible para nuevos ciudadanos y ciudadanas.