Tucumán: El INADI advierte sobre discriminación por orientación sexual

Fachada del colegio Pablo Apostol

El INADI confirma que recibió este viernes 20 una denuncia sobre las polémicas frases de una docente de la materia Humanística dirigida a sus alumnas y alumnos del segundo ciclo del Colegio Pablo Apóstol de Yerba Buena, Tucumán, en relación a la orientación sexual y la identidad de género de las personas y ofreció a la mencionada institución educativa talleres de capacitación, con la intención de prevenir en el futuro ese tipo de expresiones discriminatorias.

Mientras se tramita la denuncia, que derivará en un dictamen del Instituto donde se determinará la condición discriminatoria o no de esas aseveraciones, el área de Diversidad Sexual del organismo repudió los dichos de la docente, que calificó erróneamente en su discurso la homosexualidad como una “enfermedad”.

Cabe aclarar que la Organización Mundial de la Salud (OMS) retiró en mayo de 1990 la homosexualidad de su lista de desórdenes mentales y la incluyó oficialmente como una variación natural de la sexualidad humana.

“Este importante avance fue un gran paso adelante hacia la consideración de la orientación sexual y la identidad de género como un derecho humano fundamental. Desde entonces, la comunidad científica internacional se opone a todos los enfoques que consideran la homosexualidad como una enfermedad u otras concepciones patologizantes y estereotipantes de lo que constituye una expresión propia de la diversidad y variabilidad humana”, informó el área.

El INADI recuerda, además, que rige en el país la Ley Nacional de Educación número 26.206, que en su artículo 8 afirma que: “La educación brindará las oportunidades necesarias para desarrollar y fortalecer la formación integral de las personas a lo largo de toda la vida y promover en cada educando la capacidad de definir su proyecto de vida, basado en los valores de libertad, paz, solidaridad, igualdad, respeto a la diversidad, justicia, responsabilidad, y bien común”. Asimismo, el artículo 11° sostiene que el Estado tiene la obligación de: “asegurar condiciones de igualdad, respetando diferencias entre las personas, sin admitir discriminación de género ni de ningún otro tipo”.

Las frases de la docente, retratan una “actitud hostil y violenta hacia la diversidad sexual, marcando las sexualidades no dominantes como anormales e inferiores, estigmatizando y patologizando a las personas LGBTI”.

El INADI recomienda a las autoridades del colegio facilitar la capacitación para el cuerpo docente y la comunidad educativa, en el marco del respeto de la diversidad y el pleno ejercicio de los derechos humanos inalienables de todas las personas.