Amaranta Gómez Regalado: “Hay que negarse a lo oscurito y tomar la escena de lo público”

Gómez Regalado y Maffía en un escritorio durante el conversatorio

Interpelada por preguntas y aportes de la filósofa feminista argentina Diana Maffía, la mexicana Amaranta Gómez Regalado, desafió a un auditorio de especialistas, activistas y académicos: “Hay que negarse a lo oscurito, al rincón, me niego a regresar a esos lugares, en cambio, hay que tomar el megáfono, que es la escena de lo público, aunque creo que lo público debe ser también reformulado, tiene que ser más creativo”.
El viernes 6 de abril, organizado por el INADI, el Observatorio de Género en la Justicia del Consejo de la Magistratura y el Programa de Actualización en Género y Derecho de la UBA, se desarrolló el conversatorio entre Amaranta Gómez Regalado y Diana Maffía denominado Emancipación, Derechos e Identidades.

En su exposición, Gómez Regalado, antropóloga feminista muxe y activista por los derechos de las personas trans y los pueblos indígenas, se refirió a la necesidad de visibilización en contra de la historia de negación para las personas trans de la educación y el trabajo, desembocando en un contexto actual en la región donde con los casos de Paloma en Chile, de Dandara dos Santos en Brasil y de Diana Sacayán en Argentina, comienza a haber un camino de acceso a la justicia para los crímenes las personas trans.

Por su parte, Diana Maffia destacó el libro La gesta del nombre propio, de Josefina Fernández y Lohana Berkins, como un estudio ejemplar que resulta importante para empezar a nombrar la historia y el presente de las personas trans, su dimensión política y su legado. También hicieron hincapié en todas las culturas indígenas, como sucede con las muxe, que no se identifican con la palabra trans, y que tienen una historia anterior al movimiento LGTBI, que también es invisibilizada.

Ambas conferencistas se detuvieron en el concepto de interseccionalidad, que permite abordar las identidades sociales solapadas o intersectadas y sus respectivos sistemas de opresión, dominación o discriminación, como el cruce de la cultura indígena con la diversidad sexual y de género. Al ser la primera muxe que accedió a un título universitario, Amaranta Gómez Regalado destacó la importancia de la articulación con la Academia para seguir profundizando en el acceso de todas las voces a las instituciones educativas y no perder la voz pública que toda las comunidades deberían tener en un panorama social que deje atrás cualquier tipo de discriminación.

Muxe es un término que se utiliza en la región zapoteca del istmo de Tehuantepec, para denominar así (‘mushe’) al género que define a una persona nacida con sexo genital masculino que asume roles femeninos en cualquiera de los ámbitos social, sexual y/o personal.