Condena histórica por el asesinato de Diana Sacayán

El Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (INADI), querellante en la causa por el travesticidio de  Diana Sacayán, trabajadora del instituto, reivindica como “un hito histórico” la sentencia judicial en la que se condenó hoy a prisión perpetua con doble agravante por odio a la identidad de género y a la violencia de género al acusado Gabriel Marino, tal como lo solicitó el INADI en su querella.

Tribunal Oral 4 en el juicio por la muerte de Diana Sacayán

Tribunal Oral 4 en el juicio por la muerte de Diana Sacayán

El titular del instituto, Claudio Presman, que estuvo hoy presente en la lectura de la sentencia en los tribunales porteños, consideró este fallo como “emblemático” y recordó que el INADI fue querellante en la causa porque entendió desde un principio la “sensibilidad” de este caso y, por eso, “acompañamos a la familia desde nuestra querella”, que llevó adelante el equipo de abogados del organismo, coordinado por la Directora de Asuntos Jurídicos, Gisela Avruj, e integrado por los penalistas Juan Kassargian y Micaela Saban Orsini.

La querella del INADI pidió prisión perpetua para Marino, que fue condenado como “coautor” del asesinato, con los agravantes por “crimen de odio” motivado por “el prejuicio a la identidad de género travesti”, tal como hoy sentenció el Tribunal Oral 4.

Los agravantes tenidos en cuenta en la sentencia son los planteados por el inciso 4 del artículo 80 del Código Penal (violencia por identidad de género o sus expresiones)  y el inciso 11 que se utiliza cuando la víctima es  una mujer y  el hecho es perpetrado por un hombre y mediare violencia de género.

Hermanos de Diana Sacayán conmovidos por la sentencia

El hermano de Diana Sacayán, Saya, conmovido por la sentencia

Para el INADI este juicio significó también una oportunidad para “visiblizar la problemática de un colectivo tan vulnerado en sus derechos” como son las personas trans y travestis. “Esta condena es histórica y nos permite seguir trabajando para hacer visibles los derechos de los sectores más vulnerados históricamente en la sociedad argentina. Estamos avanzando en forma sostenida hacia un cambio cultural, con grandes conquistas de derechos en estos días, y vemos esta sentencia como un paso más de avance hacia la Argentina inclusiva que queremos”, dijo Presman.