Una experiencia para promover la igualdad en el empleo en Corrientes

Participantes del programa Promover con sus diplomas, junto a la delegada del INADI, Leticia Gauna posando para la foto

Participantes del programa Promover con sus diplomas, junto a la delegada del INADI, Leticia Gauna

Ocho personas con diversos tipos de discapacidad terminaron con grandes logros sus seis meses de entrenamiento laboral en la delegación Corrientes del Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (INADI), en el marco del programa “Promover la Igualdad de Oportunidades de Empleo”. Se trata de Zulma Brítez, José Ramón Zamudio, Sergio Ramón Sánchez, Raúl Da Silva Tabares, Gisela Marisel Pared, Javier Osvaldo Romero, Cristian Yael Insaurralde, y Luis Alberto Jiménes.

Tres participantes del programa con sus diplomas

Participantes del programa con sus diplomas

Las tareas que cumplieron en el INADI, se desarrollaron en el marco de un programa oficial destinado a trabajadores desocupados mayores de 18 años con certificado de discapacidad y residencia permanente en el país, que busquen empleo. En este caso, los beneficiarios tenían diversas discapacidades (hipoacusia, discapacidad motriz, parálisis cerebral y retraso madurativo, entre otros).

cuatro Participantes del programa con sus diplomas

Participantes del programa con sus diplomas

La delegada del instituto en Corrientes, Leticia Gauna, destacó que los beneficiarios integraron un equipo de trabajo “con mucho compañerismo y buena predisposición” e hizo hincapié en el aprendizaje que la experiencia significó también para todas/os las/os integrantes de esa delegación local.

“Los encargados de la delegación nos brindaron durante estos seis meses una capacitación que nos coloca en el ambiente laboral con mucha más fuerza y capacitados”, explicó uno de los beneficiarios, Sergio Sánchez, quien además es abogado.

“Me hice por primera vez el testeo de VIH, salimos a dar charlas a otras instituciones, aprendí que hay una ley y que el organismo nos ampara a los discapacitados,  rellenamos formulario de denuncia y, en mi caso, realicé varias tareas administrativas”, afirma Raúl Da Silva Tabares.

Los participantes aprendieron sobre trabajo administrativo y lengua de señas argentina. Algunos expusieron en capacitaciones. “Compartimos momentos muy lindos con mis compañeros, fuimos a diferentes jornadas, enseñamos lenguajes de señas, nos enseñaron sobre las violencia de género, VIH”, sostiene Gisela Pared.

La experiencia busca asistir a sus participantes para que construyan o actualicen su proyecto de formación y ocupación, que desarrollen trayectorias laborales, y que puedan finalizar estudios formales obligatorios y entrenarse para el trabajo.

“No había estado antes con un grupo de trabajo con tan excelentes compañeros, y me encantaría seguir formando parte de INADI por mucho tiempo más”, dice Cristian Insaurralde. “No tenía idea de los contenidos que produce el INADI. Los folletos temáticos fueron de mucha utilidad para mí, agrega Zulma Brítez.

Una vez finalizado el programa, se les entregó certificados, en un acto que contó con la presencia del responsable de la Gerencia de Empleo del Ministerio de Trabajo de la Nación, Ariel Ojeda, el delegado de dicho Ministerio, Augusto Costaguta, el director del INTI, que comparte con el INADI el Centro de Atención Ciudadana de Organismos Nacionales en esa provincia.

Los participantes de Promover perciben una ayuda económica a cargo del Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social, por un plazo máximo de 24 meses.

La delegación de Corrientes del INADI tiene la intención de continuar con el programa incluyendo a otro grupo de trabajadores desocupados con discapacidad, en esta rica experiencia de mutuo intercambio y aprendizaje, que ya se vivió en las delegaciones de Tucumán, Catamarca y San Juan del instituto.