Jornada sobre Personas en Situación de Calle

La asesora legal del Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (INADI) Delegación Río Negro, Nadina Moreda, participó de la Jornada de Intercambio y Reflexión sobre Personas en Situación de Calle, organizada por la Dirección de Instituciones de la Secretaría de Desarrollo Humano de la Municipalidad de Bariloche y el Grupo Emaus Bariloche que se llevó a cabo en el aula magna de la Universidad Fasta en esa ciudad patagónica.

Desde hace seis años, Bariloche cuenta con el Hogar Emaus, destinado a personas en situación de calle. Actualmente, la institución recibe un promedio de 35 personas por noche, aunque ese número es variable y, cuenta con unos 65 voluntarios.

En su disertación, Moreda hizo especial hincapié en el Plan Nacional contra la Discriminación del año 2005 que “contempla a la pobreza y a la exclusión social como ejes transversales que atraviesan las matrices de producción de muchas prácticas sociales discriminatorias”. “Está claro, resaltó la abogada, que el pobre es un sujeto estigmatizado por el hecho de ser pobre y que la exclusión social refuerza y agrava la discriminación sobre los sujetos”.

Por otra parte, Moreda recordó un gran logro de la Delegación Río Negro del INADI: la derogación de varios artículos del Código Contravencional de la provincia, vigente desde el régimen dictatorial de Juan Carlos Onganía. “No sólo era represivo sino que además, contaba con `figuras abiertas´ que jurídicamente resultaban muy ambiguas. Por ejemplo, la atribución de la policía para detener personas en situación de calle o por la famosa `portación de cara´”, destacó.

En relación a este punto, Moreda mencionó el caso de la “decencia pública” puesto que el código de entonces resultaba discriminatorio hacia los colectivos vinculados con la diversidad sexual y también permitía la sanción de personas “alcohólicas” o “drogadictas”. De hecho, ese código establecía el arresto de 3 a 25 días al que “siendo capaz de trabajar, se entregara a la vagancia, salvo que tuviera medios de subsistencia”.

“Ante nuestra solicitud a la Legislatura Rionegrina para revisar ese Código Contravencional, a través de la Ley 4544 de mayo de 2010 varios de esos artículos fueron derogados”, esgrimió Moreda.

Finalmente, la abogada del INADI remarcó que para garantizar los derechos humanos, “el Estado debe garantizar las condiciones materiales de inclusión”. “El paradigma de los derechos humanos permite un marco de referencia por medio del cual se pueden analizar y modificar prácticas que establecen distinciones arbitrarias y reprochables”, señaló.