Pedido de investigación por violencia policial en Bariloche

La Delegación Río Negro del INADI repudia los episodios de violencia policial contra un grupo de jóvenes de los barrios 28 de abril y Arrayanes ocurridos el domingo 28 de julio y pide una urgente investigación de los hechos.

Según relatan familiares y amigos de los jóvenes, agentes policiales detuvieron a los jóvenes en la vía pública cuando regresaban de una fiesta de 15 años y al preguntarles de qué barrio eran se desató la agresión policial que culminó con graves lesiones hacia los menores.

El delegado rionegrino, Julio Accavallo, se comunicó telefónicamente con el jefe de la Policía de Río Negro, Fabián Gatti, para manifestarle su preocupación por la gravedad de los hechos y solicitar una urgente investigación.

“Es frecuente que la Policía de Río Negro persiga y discrimine a los jóvenes por ser pobres, tener determinado aspecto físico o vivir en los barrios del Alto. Se asocia estas características a la peligrosidad y se ordena que se los reprima preventivamente”, afirmó Accavallo. “En muchos casos -continuó- se tiende un cerco imaginario entre el centro de la ciudad y el Alto y, los jóvenes que intentan cruzarlo son reprimidos o perseguidos hasta que vuelvan a sus barrios”.

Por otra parte, Accavallo solicitó al jefe de la Policía que “la investigación de estos hechos se encare con agentes de otra localidad o con otra fuerza de seguridad para asegurar la objetividad del trabajo y que no haya ningún tipo de encubrimiento”. “También le hemos solicitado una reunión a las autoridades policiales cuando estén en la ciudad a fin de poder colaborar en la erradicación de las practicas discriminatorias en la fuerza”, aseguró el delegado.

En tanto, la abogada de la delegación, Nadina Moreda, se comunicó con la UFAP a fin de interiorizarse respecto a la denuncia presentada por la madre de uno de los menores así como también con familiares de los mismos a fines de poner a disposición la colaboración del organismo en lo que sea necesario.