Charla en el penal de mujeres de El Borbollón

La delegación en Mendoza del Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo ofreció una charla para estudiantes del Centro Educativo de Nivel Secundario 3-503 y el Centro de Educación Básica de Jóvenes y Adultos 3-004, que funcionan en la Unidad Penal de Mujeres de El Borbollón, Las Heras. La misma se llevó a cabo el día martes 27 de octubre, desde las 10 horas.

La delegación fue convocada en el marco del proyecto Escuela Abierta, cuyo objetivo es acercar a las estudiantes distinto tipo de encuentros donde especialistas de diversas instituciones puedan ofrecer información y material sobre temáticas de interés de las alumnas. La docente de la materia Trabajo y sociedad, Yasmín Aguilera, se puso en contacto para invitar al organismo a participar del proyecto.

La delegada provincial, Valeria Martínez, inició con una presentación institucional donde en primera instancia detalló las competencias del INADI, y alcances y limitaciones de la Ley nacional 23592, de Actos Discriminatorios, para luego detenerse en la explicación de conceptos tales como discriminación, práctica social discriminatoria, invisibilización, naturalización y prejuicio.

Posteriormente, se debatieron ejes como género y discriminación, derecho al trabajo sin discriminación, y empoderamiento de las mujeres a partir del conocimiento y promoción de sus derechos. En este sentido, se dialogó sobre las disposiciones de la Ley nacional 26485, de Protección integral para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres, y específicamente sobre la redistribución igualitaria de las tareas de cuidado, temática que comenzó a abordarse como línea de trabajo del INADI en 2013.

Durante la jornada se entregó material de elaboración del organismo en materia de discriminación y derechos humanos, como los documentos temáticos sobre salud, trabajo, educación, género, migrantes, discapacidad y racismo, el Mapa Nacional de la Discriminación, y el Mapa de la Discriminación en Mendoza, entre otros documentos.

Garantizar el derecho a acceder a la información constituye un punto de partida ineludible, es por ello que el facilitar el acceso a estos conceptos ofrece un insumo indispensable para que, desde el lugar que cada uno ocupa en el tejido social, se pueda aportar a la construcción de una ciudadanía cimentada en el respeto y en el entendimiento de que la diversidad es un elemento enriquecedor para conformar sociedades más igualitarias.