Material de sensibilización en el estadio de Bariloche

Familias, jóvenes y público en general asistieron al encuentro futbolístico entre los equipos de Dina Huapi y Fasta, que se llevó a cabo el sábado a la tarde por el Torneo Argentino C en el Estadio Municipal de la ciudad de Bariloche. Previamente al partido, el delegado rionegrino del Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (INADI), Julio Accavallo, acompañado por personal de la delegación, repartió entre los hinchas de ambas parcialidades la publicación La Pasión en Orsai, material de sensibilización, por un fútbol sin discriminación, publicado por el organismo.

““Se apuesta a concientizar respecto a la necesidad de desterrar cánticos, cargadas y chicanas agresivas con mensajes discriminatorios que nada tienen que ver con el llamado `folklore futbolístico´ y lejos están de ser una humorada. Son conductas violentas que pueden derivar en hechos de gravedad, por eso tenemos que seguir trabajando con los dirigentes de fútbol para erradicar estas prácticas de las canchas””, destacó Accavallo al inicio del encuentro, al tiempo que agradeció la presencia del presidente de la Liga de Fútbol de Bariloche, Daniel Pardo.

El periódico cuenta con textos de, entre otros, los periodistas deportivos, Víctor Hugo Morales y Alejandro Apo, quien, en un fragmento, señala: “”Va a costar porque la discriminación se instala y uno no revisa nada. El hecho de no revisar es una forma de facilitar la dominación. Por eso a mi me gusta que la gente ayude a pensar””.

El Observatorio de la Discriminación en el Fútbol del INADI, con fines de prevención, releva y analiza situaciones de racismo, xenofobia y discriminación en las canchas, ya sea por parte de los hinchas, a través de la exhibición de banderas o entonación de cánticos discriminatorios o por situaciones dentro del campo de juego entre los mismos jugadores. En el año 2012, el INADI asistió a 115 partidos y relevó que uno de cada seis cánticos tenía algún contenido discriminatorio. La situación mejoró notablemente ya que en el anterior relevamiento realizado en 2009 se detectó que de tres cánticos, uno resultaba discriminatorio. El cambio tiene relación con la severa aplicación por parte de los árbitros del Reglamento de la Asociación de Fútbol Argentino (AFA) que impone amonestaciones y multas económicas, pudiendo llegar a la suspensión del partido.