Trato discriminatorio en supermercados de Bariloche

La delegación en Río Negro del Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (INADI) ofreció a los gerentes de supermercados de la ciudad de Bariloche la posibilidad de capacitar al personal de seguridad, a raíz de la cantidad de consultas recibidas por parte de barilochenses que han denunciado haber sido objeto de trato discriminatorio por su condición social o aspecto físico.

La última intervención de la delegación tuvo relación con la presentación de una mujer que denunció a los responsables de un supermercado porque se le prohibió el acceso al mismo. En esa ocasión, el INADI convocó a una audiencia en la cual los directivos de la firma se disculparon con la denunciante alegando que el personal de seguridad la había confundido con otra persona que tiempo atrás habría protagonizado un incidente en el establecimiento. Asimismo, los responsables del supermercado se comprometieron a colocar cartelería informativa del INADI en el local respecto a los derechos ciudadanos en el caso de ser víctimas de un acto de discriminación.

“No es el único caso. Las situaciones que se denuncian están vinculadas fundamentalmente a seguimientos que se realizan dentro de los supermercados o a controles arbitrarios efectuados por miembros de seguridad motivados en la vestimenta o el color de la piel de las personas”, explicó el delegado rionegrino del INADI, Julio Accavallo.

A fin de prevenir este tipo de situaciones, la delegación ofreció a todos los gerentes de los supermercados de Bariloche la posibilidad de capacitar al personal de seguridad respecto al derecho de admisión y permanencia y al trato no discriminatorio que debe recibir el público que concurre a los locales.

“Este ofrecimiento tiene que ver con la necesidad de trabajar en pos de prevenir y erradicar la estigmatización que sufren sectores de nuestra comunidad y que se refleja en este tipo de hechos, en la restricción a ingresar a algunos boliches o en el maltrato policial que reciben los jóvenes por pertenecer a determinados barrios”, concluyó Accavallo.