Respuesta a vicedirector del Colegio Carbó

Según trascendió en la prensa, y fue luego reconocido por su autor, Claudio Caneto, vicedirector del Colegio Carbó de la Ciudad de Córdoba, expresó: “Qué originarios ni qué ocho cuartos, el hombre no se originó en América, estos indios de mierda son tan inmigrantes como los españoles”, en una imagen publicada en Facebook que reivindicaba a los pueblos originarios aludiendo a la efeméride del 12 de octubre.

Manifestaciones de este tipo, de carácter abiertamente discriminatorio, racista y ofensivo para con los pueblos originarios, no pueden ser admitidas en nuestra sociedad y merecen el más alto reproche. Tolerarlas, o incluso minimizarlas, representaría un retroceso inaceptable frente a los avances logrados en todos estos años en torno al reconocimiento del Estado argentino como un Estado multiétnico y pluricultural, y especialmente en torno al reconocimiento, ya con jerarquía constitucional, de los pueblos indígenas como pueblos étnica y culturalmente preexistentes.

En lo que respecta a la efeméride del 12 de octubre, desde el año 2010, por decreto presidencial, se ha modificado su denominación de “día de la raza” para reemplazarla por “día de respeto a la diversidad cultural”, eliminado el sesgo racista que caracterizaba a aquel nombre y reemplazándolo por uno que evoca el valor igualitario de todas las culturas.

Pero la gravedad del caso no sólo estriba en el contenido de lo manifestado, sino también, y por sobre todo, en que proviene de un funcionario público que además es autoridad de una institución educativa, ámbito clave para promover la igualdad y prevenir la discriminación.

En virtud de esa apreciación es que el INADI viene trabajando mancomunadamente con el Ministerio de Educación de la Nación. En el ámbito escolar, ese trabajo conjunto dio como resultados, por ejemplo, la publicación y distribución en escuelas del todo el país de la guía “Somos iguales y diferentes”, así como la revisión de todos los textos escolares a partir de un acuerdo alcanzado con más del 85 % del mercado editorial de manuales y libros didácticos.

En vista de ello, el INADI, que recibió la denuncia del hecho, va a remitir los antecedentes a la autoridad educativa provincial, a fin de que evalúen si una persona como el señor Caneto, con un cargo tan trascendente para la lucha contra la discriminación como lo es el de vicedirector de un colegio, está en condiciones de seguir ejerciendo ese rol. Esto, sin  perjuicio de analizar qué otras acciones puedan tener lugar.

Finalmente, es también deseo del INADI que lo sucedido sirva para reflexionar, especialmente por parte de la comunidad educativa, acerca del daño social que provoca este tipo de prácticas y de la imperiosa necesidad de evitar su reiteración.

Pedro Mouratian

Interventor del INADI