A cinco años de la sanción de la ley de Matrimonio Igualitario

El Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo celebra el quinto aniversario de la aprobación de la Ley 26.618, de Matrimonio Igualitario y reivindica la lucha del colectivo LGTBI contra la discriminación por orientación sexual e identidad de género. En estos cinco años se han producido nuevos avances hacia una sociedad más inclusiva, como la sanción de la ley de identidad de género, la resolución de la ONU contra la violencia hacia la diversidad sexual y la propuesta para que el 17 de mayo sea declarado como día de lucha contra la transfobia y la homofobia.

En este nuevo aniversario, el interventor del INADI Pedro Mouratian sostuvo que “la Ley de Matrimonio Igualitario fue el comienzo de un cambio histórico, que ubicó la agenda de la diversidad sexual en la esfera política, estatal y pública, y a la Argentina a la vanguardia internacional en derechos igualitarios para el colectivo LGTBI. Esto no hubiera sido posible sin la voluntad política del ex presidente Néstor Kirchner y de la actual presidenta Cristina Fernández. Es importante seguir trabajando de manera conjunta, entre Estado y sociedad civil, como es el caso de las organizaciones de la diversidad, en el fomento de políticas públicas, para que la diversidad sexual no sólo sea legalmente reconocida, sino también socialmente valorada. El INADI concentra su tarea en transformar esa igualdad jurídica en igualdad efectiva para la población LGTBI”.

“La no discriminación no significa que las diferencias deban anularse o dejarse a un costado, sino que el Estado y la sociedad reconozcan esas diferencias y les permitan manifestarse. En este sentido, una de las leyes más emblemáticas de estos años fue la de Matrimonio Igualitario, porque consagra la idea de igualdad al momento de contraer matrimonio, independientemente de la identidad de género y la orientación sexual asumida por las personas, lo que refleja un reconocimiento de nuevos derechos por parte del Estado”, finalizó Mouratian.

PRENSA INADI