Cierre de talleres en la cárcel de mujeres

Se realizó la entrega de certificados en la unidad de detención de mujeres número 16 ubicada en la capital provincial, donde el Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (INADI) realizó diversos talleres en acuerdo con la Universidad Nacional del Comahue y la implementación del programa La Universidad va a los Barrios. Las actividades, que se realizaron los jueves durante todo el año, fueron seleccionadas por las internas.

Las diversas autoridades involucradas participaron de la entrega de certificaciones de fin de año dejando constancia de la asistencia en las actividades, que tienen como objetivo promover la inclusión pospenitenciaria. Estuvieron presentes Roberto Samar, coordinador de los talleres desde el INADI; Julia Barsottelli, coordinadora del programa La Universidad va a los Barrios; José Luis Maidana, director de Unidades de Detención; Claudio Pérez, jefe de Departamento; Claudia Campos, jefa del departamento de Relaciones Interinstitucionales; y los profesores Gabriel Bernando Choclin y Leonardo Fonseca.

El delegado de INADI, Gustavo García destacó el interés puesto de manifiesto durante todo el año, tanto por las internas como por las autoridades penitenciarias, para que los talleres se realizaran con éxito. En el mismo sentido Roberto Samar manifestó que “es una alegría poder compartir este aprendizaje grupal donde estudiamos y nos esforzamos para mejorar, donde establecimos vínculos con los profesores de extensión de la universidad, donde debatimos en forma circular hacia dónde queremos ir con el taller. Donde desarrollamos este espacio que es una construcción colectiva.”

Por su parte, Julia Barsottelli, coordinadora del programa La Universidad va a los Barrios agradeció la presencia de las internas “ya que son luchadoras, valientes y fuertes por lo que significa seguir estudiando en un espacio adverso. En ese sentido, la universidad está cumpliendo con su obligación de hacer extensión”.

Es de destacar, además, que las actividades se pudieron desarrollar por la predisposición y colaboración del personal de la Dirección de Unidades de Detención con quienes se coordinaron las diversas iniciativas que surgieron durante el año. Los cursos consistieron en la elaboración de cerámica indígena; mediación y resolución de conflictos; yoga para un mejor vivir; prevención de la violencia; charlas sobre problemática de género; y elaboración de alimentos.

El profesor de yoga, Gabriel Bernardo Choclin, destacó que “los cursos nos permitieron encontrarnos como personas, en un espacio donde todos somos diferentes pero iguales en derechos”. El profesor de cerámica indígena, Leonardo Fonseca, agradeció la convocatoria y reiteró su predisposición para continuar el año próximo. Las actividades fueron acreditadas por certificados de la Secretaría de Extensión de la Universidad Nacional del Comahue.